Redondear

En el redondeo de filos se hacen las siguientes distinciones:

 

Redondeo de filos

Aquí se trata de estabilizar el filo. Un filo muy afilado tiende, sobre todo en materiales frágiles como por ej. metal duro, a incisiones y un rápido desgaste, en especial si se somete a una gran carga.  Un redondeo del filo de aprox. sólo  15 µm ya genera una notable estabilización del filo y procura una vida útil y seguridad de proceso sensiblemente mayor.  Con las máquinas de arrastre y las Streamfinish se pueden obtener de forma sencilla y  fiable redondeos de micras de precisión.

Redondeo de piezas en general

Aquí se trata de aumentar la fiabilidad del proceso. Un filo redondeado no tiene rebabas, no tiene rebabas secundarias y por eso está mejor protegido contra el desgaste. Para el redondeo de filos se adecuan todos los procesos de desbaste por arrastre, pero con el proceso Streamfinish se puede alcanzar el tiempo absolutamente más corto de proceso de a menudo sólo unos pocos segundos. 

volver al resumen

perfect surfaces worldwide